Los tratamientos blanqueadores profesionales

Dosier : Los tratamientos blanqueadores profesionales

¿Quieres conseguir una sonrisa más blanca y radiante rápidamente? Plantéaselo a tu dentista. 

¿PUEDE BENEFICIARSE TODO EL MUNDO DE UN TRATAMIENTO BLANQUEADOR PROFESIONAL?

Tu dentista es la persona adecuada para determinar si puedes someterte a un tratamiento blanqueador. Una vez que tu odontólogo dé el visto bueno, comenzará el tratamiento gradualmente.

Algunas situaciones hacen que el odontólogo deba tener un cuidado especial. Es probable que los siguientes grupos de personas no puedan someterse a este tipo de tratamientos:

  • Los niños menores de 16 años.
  • Las mujeres embarazadas o en período de lactancia, como medida de precaución.
  • Las personas con dientes o encías sensibles.
  • Las personas con alergia al peróxido.
  • Las personas que padecen gingivitis, periodontitis o caries avanzada.
  • Las personas con empastes, coronas o fundas, ya que no pueden blanquearse.

EL BLANQUEADO DENTAL PROFESIONAL

Las sesiones de blanqueado profesional las realiza un odontólogo en una clínica dental. El esmalte se aclara mediante una solución basada en peróxido de hidrógeno, que entra en contacto con los dientes durante un tiempo prolongado y que se activa con una lámpara de gran intensidad.

El avance de estas técnicas ha permitido que las sesiones sean ahora mucho más cortas (normalmente duran entre 30 y 90 minutos). Los resultados son inmediatos.

SESIONES FUERA DE LA CLÍNICA

Tu odontólogo puede ofrecerte la posibilidad de hacer el tratamiento blanqueador desde casa. Este método combina las sesiones que se realizan en casa con un seguimiento periódico del dentista. El proceso consta de tres fases:

  1. En la visita de diagnóstico, el dentista realizará un molde de los dientes superiores e inferiores para fabricar dos fundas en las que se introducirá el gel blanqueador.
  2. Las fundas se prueban y el odontólogo determinará cómo y cuándo hay que llevarlas puestas. Dependiendo de la concentración del producto, las fundas se deberán poner por el día o por la noche, y durante el tiempo que el dentista considere. 
  3. Transcurrida una semana, el odontólogo comprobará el progreso del blanqueado. Dependiendo de los resultados, el tratamiento podrá ampliarse algunas semanas más.


Consejos prácticos: Es más fácil blanquear los dientes amarillos que los grises. Es importante recordar que los resultados de estos tratamientos no son permanentes y es necesario realizar algunos retoques transcurridos 6, 12 o 18 meses, dependiendo de los hábitos alimenticios y la higiene bucal. El uso de LISTERINE® DIENTES BLANCOS o LISTERINE® PLUS después del cepillado con tu dentífrico habitual también ayuda a mantener los dientes blancos. Su fórmula especial con cloruro de zinc combate las manchas al reducir la formación de sarro.

Footnotes list:

    COOKIE SETTINGS PANEL

    1st Party cookies: Necessary Cookie =:: Enhancement=

    When you refuse the use of - 1st or 3rd party - cookies, this site will not behave as designed due to the unavailability of cookies.