Remedios para el mal aliento

Dosier : ¿Mal aliento temporal o halitosis?

Cómo evitar el mal aliento

Algunos pasos sencillos mejoran notablemente los casos de mal aliento, la mayoría de ellos causados por problemas bucales. Consulta los pasos diarios que te ayudarán a mantener un aliento más fresco.

Cuidado de la higiene bucal

Para prevenir el mal aliento, en primer lugar debes tratar sus causas, sobre todo en lo que se refiere a la higiene diaria:

  • Cepíllate los dientes después de cada comida.
  • Utiliza hilo dental.
  • Utiliza un enjuague bucal diario. Muchas bacterias se combaten cepillando la parte trasera de la lengua, donde mejor se ven las papilas gustativas, la cara interna de las mejillas y el paladar. El uso de un enjuague bucal como LISTERINE® MENTOL como parte de la rutina diaria te ayudará a eliminar muchas de las bacterias que causan el mal aliento, incluso en los lugares que el cepillo de dientes no alcanza.

El papel de la saliva en la lucha contra el mal aliento

La saliva ayuda a eliminar los malos olores de la boca. Los cítricos, como las naranjas y los limones, y los alimentos ricos en fibra, como algunas verduras, estimulan la producción de saliva. Masticar chicles sin azúcar con sabor a menta o chupar caramelos puede disimular los malos olores por su sabor y estimular la producción de saliva. Sin embargo, una vez que acabes con ellos, el mal aliento volverá.

EVITA LA SEQUEDAD DE BOCA

El mal aliento se puede reducir limitando los elementos que causan la reducción del flujo salival y secan la boca:

  • Respira por la nariz y no sólo por la boca.

  • Asegúrate de usar los medicamentos correctamente. Por ejemplo, algunos antihistamínicos resecan la boca.
  • Evita tragar la comida sin masticar, ya que cuanto menos se mastica, menos saliva se produce.
  • No pases períodos largos sin beber agua.

Otros remedios caseros para evitar el mal aliento:

  • Lleva una dieta sana y equilibrada, e intenta no mezclar almidones (patatas, pastas o pan) con proteínas. Y de postre, escoge fruta asada y una infusión de menta, anís estrellado, manzanilla o tomillo.
  • Bebe muchos líquidos.
  • Come verduras frescas y con fibra, como zanahorias y brócoli, porque ayudan a limpiar los dientes.
  • Si por la mañana tu boca tiene un regusto amargo debes intentar eliminar toxinas. Durante dos días, consume verduras cocidas o crudas (evitando el ajo, la cebolla, el puerro y el repollo). Limita el consumo de grasa y azúcar y toma infusiones de albahaca.
  • El mal aliento puede aparecer cuando estamos acatarrados. Para aliviarlo, haz vahos con eucalipto o con ocho gotas de aceite esencial de ciprés y toma una infusión de flor de malva cuatro veces al día o una nocturna de raíz de genciana seca con miel.
  • Visita regularmente al dentista para detectar de forma precoz cualquier problema de halitosis y evitar que vaya a más.

Footnotes list:

    COOKIE SETTINGS PANEL

    1st Party cookies: Necessary Cookie =:: Enhancement=

    When you refuse the use of - 1st or 3rd party - cookies, this site will not behave as designed due to the unavailability of cookies.