Skip to main content

Problemas de salud que causan mal aliento

Con frecuencia nos apresuramos a culpar del mal aliento a los sospechosos habituales, como la cebolla, el ajo y el café. Pero hay ocasiones en que ellos no son los culpables. Es más, puede que el origen ni siquiera esté en la alimentación. Vamos a ver algunas causas del mal aliento que no son tan evidentes:

Mal aliento y problemas estomacales

Problemas de digestión, estreñimiento o trastornos intestinales pueden provocar que el olor de los alimentos ingeridos retorne a la boca. Otro problema digestivo común deriva del desequilibrio entre las bacterias buenas y las malas en el intestino; los alimentos no se descomponen debidamente y causan reflujo gástrico y exceso de levadura o de fermentación, es decir, mal aliento.

Mal aliento y sinusitis

A veces, el goteo nasal puede ahuyentar a todas las personas con las que hables. El motivo es que el exceso de mucosidad puede caer por la garganta, donde se acumula y ofrece un lugar donde las bacterias proliferan, creando mal aliento. En el caso de la sinusitis, el moco deja de circular, se acumula y permite que las bacterias se apoderen de la boca y generen ese olor fétido. Cuando el mal aliento puede ser consecuencia de una sinusitis, es recomendable consultar al médico, quién posiblemente derive el caso al otorrinolaringólogo.

Mal aliento y diabetes

La diabetes provoca la fluctuación de los niveles de azúcar en sangre y puede dejar la boca a merced de enfermedades periodontales que provocan el mal aliento. El exceso de glucosa en los dientes y encías aumenta la presencia de bacterias y puede ocasionar una enfermedad periodontal, gingivitis e infecciones. En esos casos la situación puede resultar mucho más serio que un mero caso de mal aliento, ya que la inflamación causada por estas enfermedades puede afectar al metabolismo y agravar la diabetes.

Mal aliento y los medicamentos

A veces el remedio no es peor que la enfermedad, pero termina por causar otros problemas. En este caso, algunos medicamentos, como los que se recetan para la tensión arterial, los antihistamínicos y los antidepresivos, pueden causar xerostomía o sequedad bucal. La sequedad bucal es proclive a interrumpir la producción de saliva y es uno de los factores que más influyen en el mal aliento. Algunos medicamentos también liberan sustancias químicas en el organismo que pueden enviar su propio olor a la boca.

Remedios para el mal aliento

LISTERINE® GO! TABS™

LISTERINE® Mentol

LISTERINE® Mentol Sabor Suave

LISTERINE® Menta Fresca

Causas cotidianas del mal aliento 

¿Qué es la halitosis?

¿Por qué la boca seca produce mal aliento?

Los principales cinco alimentos que causan mal aliento

Estilos de vida que provocan mal aliento