Skip to main content

¿Por qué sangran las encías?

Conforme envejecemos, es cada vez más frecuente ver una gota o dos de sangre en el lavabo después de cepillarnos o usar hilo dental. Es tan habitual que nos convencemos de que no tiene importancia. Pero que las encías sangren, incluso durante una limpieza bucal en la consulta del dentista, no es normal ni saludable. Es un síntoma, posiblemente acompañado de otras señales de alarma que solemos pasar por alto, como las encías hinchadas, enrojecidas o irritadas, de la gingivitis, la fase inicial de la enfermedad periodontal. Millones de adultos sufren alguna clase de enfermedad periodontal, aunque solo una parte muy pequeña se da cuenta porque el dolor de encías no es un síntoma inicial. Lo bueno es que la fase inicial de la enfermedad periodontal es prevenible si mejoras el cuidado bucal diario y visitas con frecuencia al dentista para que este elimine la placa y el sarro con sus instrumentos. Pero si no se trata, la sangre en el lavabo puede derivar en una enfermedad periodontal grave (periodontitis) que ataca a las encías, erosiona la mandíbula y es el principal motivo de la caída de los dientes. Si ves gotas de sangre, no esperes más para comenzar a mejorar tu rutina de cepillado, hilo dental y enjuague.

Causas de la gingivitis

Listerine encias

LISTERINE® Protección Dientes Y Encías

LISTERINE® Protección Dientes Y Encías Sabor Suave

listerine cuidado total

LISTERINE® Cuidado Total

listerine cuidado total

LISTERINE® Cuidado Total Sabor Suave

Cinco indicios reveladores de la enfermedad periodontal

Encías retraídas ¿Por qué retroceden las encías?