Skip to main content

Ventajas de usar un enjuague bucal

Piensa durante un momento en todo lo que pasa por tu boca a lo largo del día.

La saliva descompone los carbohidratos en azúcares que alimentan a los gérmenes de la boca, los cuales comienzan a multiplicarse sin descanso.

Los gérmenes son la principal causa de los problemas de la boca: mal aliento, caries, gingivitis e incluso la sensibilidad dental.

También se acumulan en una delgada capa denominada placa dental, que, si no se elimina, puede calcificarse y originar el sarro. El sarro es más poroso que el esmalte dental, por lo que puede impregnarse fácilmente de café, vino o tabaco y manchar los dientes.

LISTERINE® elimina los gérmenes resistentes al cepillado. Los gérmenes pueden ser muy desagradables. Llegan a todas partes: la lengua, las encías e incluso el paladar. Pueden formar una placa. Los dientes solo representan el 25% de la cavidad oral, por lo que no importa lo bien que nos los cepillemos: no es suficiente para erradicar los gérmenes de la boca.

LISTERINE® puede llegar a todos los rincones de la boca a los que el cepillo no alcanza y limpiar en profundidad las zonas más difíciles.

LISTERINE® contiene una fórmula exclusiva con aceites esenciales que:

Elimina hasta el 97%* de los gérmenes que se quedan tras el cepillado.

Elimina las bacterias de la biopelícula de la placa, una capa muy delgada formada por organismos microscópicos que cubre la superficie interior de la boca.

Previene el mal aliento durante 12 horas.

*Pan et al. Journal of Dentistry 38, S1 (2010) S16-S20

LA NOTA CIENTÍFICA

La biopelícula dental es unos de las principales causas de la gingivitis. La formación de la placa comienza inmediatamente después del cepillado. LISTERINE® tiene un amplio efecto antibacteriano contra diversas especies de gérmenes, a los que elimina rompiendo las paredes de sus células e inhibiendo su capacidad de replicación.