Skip to main content

Cuatro formas de aliviar la sensibilidad dental

1. Afloja un poco.

Los dientes sensibles necesitan especial atención. Cuanto más agresivo sea el cepillado, más se desgasta el esmalte y deja al descubierto la dentina. Aunque tus dientes mejoren, es importante seguir cepillándolos suavemente con un cepillo de cerdas blandas.

2. Relájate.

¿Te preguntas por qué sientes tanta tensión en los dientes? Si te despiertas con dolor de mandíbula, posiblemente se deba a que te pasas la noche rechinando los dientes. Comienza a usar una férula de descarga para no seguir castigándolos.

3. Deja de usar blanqueadores durante un tiempo.

Todo el mundo quiere tener los dientes blancos, pero a tus dientes no siempre les sienta bien eliminar las manchas. Si los blanqueas con demasiada frecuencia, el esmalte pierde grosor y deja al descubierto la dentina, lo que causa dolor. Tómate un descanso hasta que la sensibilidad desaparezca del todo.

4. No te hagas el héroe.

¿El dolor persiste durante más de cinco minutos? Si es así, no esperes más y acude al dentista. Tu dentista puede cubrirte el diente con flúor o colocarte una carilla de porcelana para el diente.

Por qué duelen los dientes

LISTERINE® Advanced Defense Sensitive

¿Por qué la dentina es tan importante como el esmalte?

Déjalo ya: rechinar los dientes puede causar sensibilidad dental