¿Tienes el esmalte dental desgastado?

¿Qué es el esmalte dental?

El esmalte dental es la superficie más resistente del cuerpo. Es firme y fuerte, pero también se puede desgastar con el tiempo a causa de la ingesta de bebidas y alimentos muy ácidos. Si te da miedo masticar hortalizas crudas duras como una zanahoria, lee los síntomas siguientes para comprobar si se te está desgastando el esmalte, lo cual deja tus dientes vulnerables a problemas como el astillado o la caries.

Síntomas de desgaste del esmalte dental

SIGNO N.º 1: Muescas en los dientes

Si comienzas a ver muescas en los dientes, que los dentistas denominan "cavidades", puede ser una señal de desgaste del esmalte dental. Deberías, por tanto, pedir cita con tu odontólogo lo antes posible.

SIGNO N.º 2: Dientes amarillentos

Otro síntoma de desgaste es el amarilleo de los dientes, que se produce cuando queda expuesta la dentina (el tejido duro, denso y óseo que conforma la mayor parte del diente por debajo del esmalte), ya que el color natural de ésta es amarillento. Esto sucede porque el esmalte va perdiendo color con el tiempo a causa del deterioro normal. Es un proceso natural, los dientes comienzan a amarillear por el envejecimiento.

SIGNO N.º 3: Dientes astillados

Si observas que tus dientes están astillados o presentan pequeñas fisuras, podría otra señal de que el esmalte de los dientes se está desgastando, lo que debilita los dientes y los deja incapaces de morder y masticar sin astillarse.

SIGNO N.º 4: Sensibilidad

Si tus dientes son cada vez más sensibles a las temperaturas extremas, como cuando se respira aire frío o se toma un té o un café caliente o agua con hielo, esto podría indicar que el esmalte dental se está desgastando y son más vulnerables a las caries. También es habitual sentir un dolor agudo repentino al comer alimentos muy dulces, a los que unos dientes debilitados son especialmente sensibles.

¿Los dientes blancos son naturales?

Tener los dientes blancos no es natural. Los dientes tienen un tono nacarado que, con la edad, por muy buena que sea tu higiene bucal, amarillea. Esto puede observarse cuando un niño o una niña pierde los dientes de leche y le brotan los dientes definitivos, cuyo color natural es más amarillento. Conforme nos hacemos mayores, la capa exterior del esmalte de los dientes blancos se va desgastando y va dejando al descubierto la capa de la dentina, que es más amarilla. Con los años aparecen sarro y manchas producto del desgaste que pueden oscurecer los dientes.

Por esta razón, no es natural tener unos dientes blancos con la edad adulta.

enjuague bucal blanqueante

LISTERINE® Advanced White

¿Por qué tengo los dientes amarillos?