Cómo tener los dientes blancos

Tener una salud bucodental perfecta es el objetivo de muchas personas, y dentro de este objetivo se encuentra el de tener unos dientes blancos. Descubre con LISTERINE® todo lo que debes saber sobre el blanqueamiento dental, las manchas en los dientes o los hábitos que debemos seguir para lucir una sonrisa perfecta.

Tener una salud bucodental perfecta es el objetivo de muchas personas, y dentro de esta meta se encuentra el tener unos dientes blancos. La belleza se ha convertido en algo muy importante en nuestra sociedad y lucir unos dientes blancos y brillantes es el deseo de muchas personas. Por eso te traemos este artículo, para que descubras con LISTERINE® todo lo que debes saber sobre el blanqueamiento dental, las manchas en los dientes o los hábitos que debemos seguir para lucir una sonrisa perfecta y no sentir vergüenza cada vez que abras la boca.

Malas prácticas para la higiene bucal

Si la causa de las manchas de los dientes es una higiene bucal insuficiente, blanquearlos temporalmente no sirve de nada. No cepillarse con asiduidad, no usar hilo dental y no enjuagarse para eliminar los restos de comida, bacterias y residuos de la boca, puede provocar que los dientes se manchen y oscurezcan. Por estos motivos, no todos los productos blanqueadores funcionan y son adecuados para todas las personas.

Estos son algunos de los hábitos diarios y saludables que debes seguir si quieres lograr una salud bucodental excelente; y así evitar que tus dientes se oscurezcan a consecuencia de la dejadez o de no seguir las prácticas más convenientes.

Pasos para tener los dientes blancos

1. CEPILLADO

Al menos dos veces al día (aunque lo recomendable es hacerlo después de cada comida), utilizando un dentífrico que contenga flúor. Y lo recomendable es hacerlo de manera suave. No por frotar más fuerte lograremos que nos queden más blancos. El efecto que se produce es el inverso: desgastamos el esmalte y el color de la dentina (con tonos amarillos y grises) será más visible. Selecciona, por tanto, cepillos de cerda media o suave. Asimismo, no te cepilles tras haber ingerido bebidas o alimentos ácidos porque el deterioro se incrementará.

2. HILO DENTAL

Al menos una vez al día para limpiar los huecos entre los dientes, donde no llega el cepillo.

3. ENJUAGUE

Usa un enjuague bucal blanqueante, como LISTERINE® Advanced White durante 60 segundos, dos veces al día.

4. LIMPIEZA BUCAL

Conviene hacerse una limpieza una o dos veces al año para recuperar el tono natural de tu dentadura. Un blanqueamiento dental también puede ayudar, pero eso sí, como bien indica el COEM (Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Madrid), el dentista debe valorar el estado de salud bucodental del paciente como única forma de garantizar que este tratamiento puede ser realizado sin riesgo.

5. NO ALTERNES EL FRÍO CON EL CALOR

Los cambios de temperatura agrietan el esmalte.

6. CAMBIA TU CEPILLO DE DIENTES (o la cabeza del cepillo eléctrico)

Es recomendable comprar un cepillo nuevo al cabo de dos o tres meses porque a partir de este momento la eficacia disminuye y transferirás muchas bacterias a tu boca.

7. FUMA LO MENOS POSIBLE Y NO BEBAS CAFÉ O REFRESCOS

Si fumas y tomas refrescos va a ser muy complicado erradicar ese color amarillento que se forma en la superficie del diente .

Ahora ya sabes cómo tener los dientes blancos. Si sigues esta rutina diaria de cuidado bucodental no solo evitarás la aparición de manchas oscuras causadas por una mala higiene, sino también la acumulación de placa y sarro; la aparición de caries y el deterioro de los dientes.

enjuague bucal blanqueante

LISTERINE® Advanced White

Por qué se manchan los dientes