Skip to main content

¿Qué es la halitosis?

La halitosis, o mal aliento crónico, es una afección que provoca que emane un olor desagradable de la boca de una persona. El mal aliento matutino diario con el que se despiertan la mayoría de las personas no es halitosis. Tampoco lo es los cinco minutos de mal aliento que sufrimos después de ingerir alguna comida picante. La halitosis es un olor persistente que no desaparece con el cepillado ni con el uso del hilo dental ni el enjuague. Puede resultar tan molesto o embarazoso que muchas personas no se atreven siquiera a comentarlo con su dentista. Sin embargo, es bastante común y puede tratarse.

Causas de la halitosis

La halitosis puede deberse a muchas causas, la mayoría de las cuales tienen su origen en la boca, como las caries, la enfermedad periodontal, fisuras en los empastes y una limpieza deficiente de las prótesis, entre otras. También influyen factores relacionados con la alimentación. Las dietas ricas en proteínas y bajas en carbohidratos, los alimentos ácidos, los dulces y, por supuesto, el consumo frecuente de cebolla y ajo, pueden agriar el aliento, igual que pasa con la leche cortada. Otro tanto ocurre con el consumo excesivo de café y alcohol. Los fumadores corren un riesgo aún mayor.

Aunque son menos frecuentes, se sabe que las enfermedades pulmonares, ciertos cánceres y las infecciones de amígdalas causan halitosis, al igual que los trastornos sanguíneos y las enfermedades pulmonares y renales. Una causa médica más común es la diabetes, debido a la fluctuación de los niveles de azúcar en sangre, el reflujo gástrico y el goteo retronasal. Hasta una sinusitis común puede afectar al aliento por la acumulación de mucosidad.

Cómo debo combatir la halitosis

Puesto que la mayoría de los casos de halitosis se originan dentro de la boca, el primer paso siempre es reevaluar el modo en el que se realiza el cepillado y el enjuague. Si bien es cierto que lavarse los dientes es necesario, es fundamental prestar especial atención a la lengua, ya que es en ella donde habita la mayoría de las bacterias que causan el mal aliento. Se recomienda cepillar la lengua y a continuación usar hilo dental y enjuagarse. Recuerda que el cepillado solo limpia el 25% de la boca. Enjuagarse es esencial para limpiar toda la boca.

Si no notas ninguna mejora, el siguiente paso será acudir al dentista. No hay que sentir miedo ni vergüenza de compartir este secreto con un profesional. Es quien mejor puede ayudar a diagnosticar y tratar la causa de los problemas de aliento.

Remedios para el mal aliento

LISTERINE® Mentol

LISTERINE® Mentol Sabor Suave

LISTERINE® Menta Fresca

Problemas de salud comunes que causan mal aliento

¿Por qué la boca seca produce mal aliento?

Los principales cinco alimentos que causan mal aliento

Estilos de vida que provocan mal aliento